¿Quién me viste y me desviste?

Me preguntan: ¿para quién te vistes así? Contesto: Simple, para mí. Para sentirme feliz con lo que soy, con mis curvas, con mi verdadero yo. Porque me encanta la moda y arriesgarme con ella. Porque las mamitas obreras merecen sentirse hermosas y creérselo. Porque así enseño quién soy y lo que me gusta. Porque nadie tiene derecho de decir qué es hermoso o menos hermoso o feo o asqueroso. Porque tengo la fuerza para elegir por mí y mandar pal carajo a quien me ofende o me juzga. Me visto para transmitirle esa confianza a otras mujeres que, al igual que yo, han tenido malas experiencias y carecen de autoestima. Con este cuerpo perfectamente imperfecto transmito libertad y deseos de comerme el Mundo. Y con los miedos que pueda tener y las inseguridades me miro al espejo y me lo creo. Soy madre obrera, divina y “perrísima”.

  
Ahora bien, ¿para quién me desvisto? Me quito esta ropa para cualquiera que quiera respetar mis curvas y mi alhaja. O como diría mi primo JM mi concha soltera. Soy mamá, pero la pájara tiene que comer. Tengo mis preferencias, mis gustos y mis fantasías. Soy capaz de ser mujer y traer consigo un cuerpo, un alma y una sonrisa. ¿Quién me asegura un amor para toda la vida? Nadie. Así que, a mis 25 he decidido ser libre y tuya; las dos cosas a la vez. Puesto que puedo decidir con quién y entregarme. Hoy escribo sin mucho sentido, así es esta vida. Se camina y se respira sin idea de lo que se encuentra en el paso. Por ser madre soltera me etiquetan como un peligro, inestabilidad y nada de intimidad. ¡Dios! Llevo mucho tiempo esperando que los aspirantes entiendan que soy carne fresca y reconstruida. (Chiste interno de mujeres que han parido). Me desvisto para quien pueda entregarse de la misma manera que yo me entrego. Y en definitiva, cuando evalúo mis relaciones, mis encuentros, mis errores y desamores me doy cuenta que me falta tanto por gozar.

  
Obreras y obreros, ármense de valor, entusiasmo, auto respeto y decidan amarse. Porque al amarse, amarán al que le respete; cada cual con sus creencias, doctrinas y estilos de vida. Aquí, lo que vale es la valentía de aceptar quienes somos, sin tapujos. Practiquemos la empatía hasta en el sexo. Vístanse para ustedes y desvístanse para el amor.
#MamitaObrera

 

#perfectamenteimperfecta 

   

Anuncios

2 comments

  1. SARD · septiembre 17, 2015

    Es dificil para un hombre entender que una madre soltera es una mujer, pues escuchamos que muchas mujeres dicen soy madre primero antes de mujer. Esto nos causa un pánico y confusion, muchos entienden que son rechazados o que para obtener a la mujer hay que aceptar la madre y a bebé. Pues hombres, si hay balance, communicación pregunta, se atento. El que una mujer sea madre no es impedimento, sino mas bien seguridad. Prestemos atención a las señales y no seamos inseguros que al final si nos toca una mamita obrera, ganamos doble.

    Me gusta

  2. jm · julio 31, 2015

    Eres genial! Mi respeto/orgullo. Vivan las conchas/pájaras que se administran según su voluntad!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s